22.6.09

La hermosura.

He probado cuerpos de todos sabores y me he perdido en la dulzura o amargura de algunos, pero al final todos resultan ser solo cuerpos para mi. 
El ser humano en general tiende a reaccionar toscamente ante un cuerpo vulgar, apodándolo hermoso, pero en realidad ¿Qué es hermosura? Yo no soy como el resto de las personas, tengo que reconocerlo, gozo de un paladar exigente, así soy. Un cuerpo sin ojos, sin labios, sin físico.. He allí la verdadera hermosura. Por que la hermosura no se encuentra en el exterior, necesita llegar al alma penetrando por el cuerpo para que emerja excelsamente después. 
Si pudieras, tú lector, mirar a través de mis ojos entenderías y adorarías la sensación que no puedo explicar cuando mi mirada encuentra la hermosura. Podrías ver de una manera extraordinaria ese cuerpo y sabrías que es único, estarías orgulloso de poseer un cuerpo único en su especie, aun cuando ese cuerpo posea miles de defectos, miles de enfermedades, miles de errores, aun cuando ese cuerpo quizás no exista. 
Pero te aprecio lector, aunque no te conozca, te aprecio por tomarte un par de minutos para leer esto y te respeto pues sin saberlo a punto estabas de internarte en mi mente y yo de incitarte sin mesura a eso y soy demasiado egoísta como para compartir contigo mis sensaciones. Es por esto que te digo; es mejor no intentar entenderlas, más solo te daré una breve idea. 
Una cosa es aceptar que me encuentre en ocasiones frente a un cuerpo hermoso pero otra cosa muy distinta es aceptar que me he obsesionado de ese cuerpo hermoso. Te aconsejo que no sigas leyendo, por que aunque son frases cortas y atroces no por eso te parecerán horripilantes si no por el hecho de que son frases reales.. Continua leyendo he aquí mi explicación:

Primer acto; los ojos del cuerpo hermoso me miran, mis ojos esquivan a los suyos pero los y lo han mirado por completo. El cuerpo hermoso comienza su cacería mientras en mí el canibalismo me lanza imágenes de sus tensos músculos y de su blanda piel. La lujuria extrema aflora en el instante en que mi olfato percibe un aroma característico que porta la hermosura. La fantasía solo es eso si el encuentro queda en coqueteos.

Segundo acto; la voz se hace presente. Me sofoco y me pregunto; ¿podré comerlo?

Tercer acto(euforia, pérdida de la cordura); si acaso el cuerpo hermoso ríe, me comeré sus mejillas. Si acaso el cuerpo hermoso se silencia, me comeré sus muslos y antebrazos. Y si acaso el cuerpo hermoso se aparta, lo devoraré por completo.
No hay explicación para la sensación que viene a mí al primer contacto de mi lengua con el cuerpo hermoso es inigualable, es.. 

No puedo explicarlo, no con palabras ni imágenes lo que le sucede a ese acto, por que no lo recuerdo. Es tan grande la euforia que lo olvido, me pierdo al encontrar el sabor (y debo decir que en este momento me he mojado los labios al recordarlo) ese sabor que surge al mezclarse con mi saliva, tras haber hecho un estudio previo de la parte que debería probar para después atragantarme con la misma, un sabor entre anguila y mango (dependiendo de la zona que coma)No he comido jamás nada más delicioso que la hermosura.

Y.Z.


No hay comentarios:

Textos más leídos

Sin música la vida sería un error.

Loading...

La música.. Ese movimiento, lenguaje que el abandono y el quebranto engendran.