1.10.11

La soledad..



Cuanta soledad.. Todos buscando su mitad
cuando deberían alegrarse si encuentran su complemento
Vivimos en un mundo que está de cabeza y por ende,
la mayoría piensa con el culo.

A algunos les aterra la palabra, tanto que al no encontrar su mitad se conforman con un cuarto
y es allí donde los trozos de corazones quedan, incrustados en los mosaicos de las habitaciones de paso.
otros se la pasan corriendo detrás de la palabra y huyen tanto del compromiso que cuando no lo encuentran más se obsesionan por este.
Existen muchos otros casos, los que enmudecen y la soledad les acompaña por el resto de sus vidas, también están los que se vuelven adictos a esta
y la disfrutan de sobremanera pero es tanto su arrebato que como cualquier adicción hay bajones que los llevan al suicidio..
 
Y estamos.. Estamos los que comprendemos que solos vinimos al mundo solos pasamos el proceso que es vivir mas solos no decidimos morir.
Cuando esto ocurre uno se da cuenta que el complemento perfecto para nosotros comprende a la perfección la importancia de la soledad y cruzando manos y sellando con labios una promesa nos despedimos de miedos marchando cada uno en distintos ángulos para así algún día reencontrarnos viejos y cansados con la novedad de que el mundo importa un culo y aunque no seamos complementos o ni siquiera cuartos de mitades, 
arrancaremos de las habitaciones de paso los mosaicos buscando con una monstruosa sonrisa
el portal que nos conducirá hasta la muerte y de nueva cuenta quedaremos solos pues como reza la frase.. Hasta que la muerte los separe.
 γ.ک

Textos más leídos

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

La música.. Ese movimiento, lenguaje que el abandono y el quebranto engendran.