27.8.11

En el espejo..


Figuras que de otros escapan llegan oscuras a mi y me perturban.
Caricias salen de la nada y rozan mi espalda, no tiene sentido voltear.
Extraños gemidos infantiles acorralan los rincones de mis habitaciones
He buscado me he inclinado ante las orillas, pero no dicen nada, solo gimen.

En la noche la nada prevalece en mi casa. Y allì ellos se sienten a gusto
contemplando còmo poco a poco aparentemente me desquician. No sè si me necesiten
no sè si solo quieren jugar no sè si la nada les satisface..
No sè si ya forma parte de ellos.

El sueño no llega a mi, sus celos aparecen cuando imagenes divinas
abrazan mi mente, les cautiva mantenerme despierta hasta que alcance mi propia
ausencia. Para despuès, con todos mis sentidos agudizados, confesarme en sutiles notas sus lamentos y anclarlos en mi subconsciente

Piensan que por fin me han apartado de mi misma y me han confesado, al creerlo, tantas atrocidades
que por màs que necesite dormir ya no puedo, no me aterra lo que a ellos les ha pasado, me desquicia el mal, que al pasar por eso, en ellos se ha engendrado.

Mirada sin ojos que a otros engaña, la voz en mi oìdo hecha de viento, caricias embarradas en mi cuerpo, la misma presencia extraña causando inquietud, historias entrelazadas hiladas de mentiras, deseos repletando de emociones enlatadas los gabinetes, un cuerpo lleno de otros miles de cuerpos, creo que esa soy yo  frente al espejo.

     
Un solo cuerpo, lleno de otros miles. Formado por figuras que de otros escapan llegando oscuras a mi mente. Incomprensible y misteriosa. Tal vèz no tenga destino ya que ni mis ojos profundos anclando preguntas en el espejo me contestan, se enredan las palabras en mi oscura cabellera con el peine interrogante y pienso exaltada si acaso han logrado engañarme tejiendo mi cabello de figuras. Es por esto que me miro frente al espejo todas las noches y me vuelvo a mirar al tiempo en que hablo en voz alta para reconocer la voz que surge de mis labios desesperados que me llaman y me buscan.

A veces quisiera saber a donde voy en la noche, pero otras veces prefiero no saberlo por temor a descubrir que me encuentre prisionera en el reflejo y la imagen blanca peinando de figuras su cabellera oscura sea solamente la nada que ha robado mi alma.. Ich mich nicht.
γ.ک

Textos más leídos

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

La música.. Ese movimiento, lenguaje que el abandono y el quebranto engendran.